top of page
  • marcelinosenasena

Pekín agradece el apoyo internacional a la idea de «una China» tras los comicios de Taiwán




Pekín/Bangkok, 15 ene (EFE).- El Gobierno de China agradeció este lunes el apoyo de numerosos países, muchos de ellos en Asia, al principio de ‘una sola China’ tras las elecciones en Taiwán, que Pekín considera una provincia rebelde.


Entre el sábado y hoy, países como Pakistán, Afganistán, Vietnam, Hungría o Venezuela han destacado su compromiso con el principio de ‘una sola China’ frente a otras naciones como Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda, que han felicitado a Taiwán por las elecciones.


La portavoz del Ministerio de Exteriores chino Mao Ning afirmó en rueda de prensa que varios países «se expresaron públicamente para oponerse a cualquier forma de independencia de Taiwán».


Entre ellos destacó a Rusia, aliado de Pekín, aunque también lo hicieron «muchos otros, incluyendo Indonesia, Vietnam, Camboya, Laos, Bangladesh, Filipinas, Sri Lanka, Nepal, Sudáfrica, Egipto, Etiopía, Zimbabue, Kazajistán, Uzbekistán, Tayikistán, Bielorrusia, Serbia, Hungría, Papúa Nueva Guinea, Cuba, Venezuela, la Liga de los Estados Árabes, etc.».


«Reiteraron públicamente su adhesión al principio de ‘una sola China’ y apoyaron firmemente a China en la salvaguarda de su soberanía», indicó Mao.


«Esta es la voz de la justicia y la paz de la comunidad internacional. Encarna el amplio consenso de la comunidad internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales. Representa la tendencia de los tiempos y la tendencia general de historia», agregó.


Mao afirmó que «el consenso general de la comunidad internacional y este patrón estable de adherirse al principio de ‘una sola China’ se fortalecerá».

Reacciones en Asia

En X (antes Twitter), el Ministerio de Asuntos Exteriores pakistaní indicó que mantiene su postura sobre Taiwán, al considerarlo una «parte inalienable» de la República Popular de China.


«Pakistán se adhiere a la política de ‘una China’ y pide la aplicación de los principios y objetivos de no interferencia en todos los países tal como viene recogido en la Carta de la ONU», manifestó el Ministerio pakistaní.


Según un comunicado, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Vietnam, Pham Thu Hang, resaltó que su país mantiene relaciones no gubernamentales con Taiwán y destacó la importancia de la política de ‘una china’ y de la no interferencia en los asuntos de otros países.


Incluso Filipinas, que mantiene una relación tirante con Pekín por las disputas soberanistas en el mar Meridional de China, emitió un comunicado directamente recordando su reconocimiento de la política de ‘una China’ y del compromiso de Pekín y Manila para resolver las disputas sin «el uso o amenaza de la fuerza».

La dominante política de ‘una China’

Excepto doce países que mantienen relaciones diplomáticas con Taiwán, tras el anuncio este lunes por parte de Nauru, una pequeña isla del Pacífico sur, de que rompía relaciones con la isla, la gran mayoría de los gobiernos, incluidos Estados Unidos y los miembros de la Unión Europea, siguen el principio de ‘una sola China’, que reconoce a Pekín como el representante oficial del país.


Sin embargo, la reacción a las elecciones de Taiwán, felicitando al país o destacando el compromiso a ‘una sola China’, lanza un mensaje de mayor o menor acercamiento a Pekín.

Singapur es una de las excepciones, ya que ha felicitado a William Lai por ganar las elecciones en Taiwán, al tiempo que destaca la política de ‘una China’.


«Singapur comparte una amistad cercana y longeva con Taiwán y los taiwaneses y continuará alimentando esta relación basada en nuestra política de ‘una China'», indicó el Ministerio de Exteriores singapurense en un comunicado.


Taiwán cimentó el pasado sábado su apuesta por el soberanismo con la elección del hasta ahora vicepresidente y candidato del Partido Democrático Progresista (PDP), William Lai (Lai Ching-te), como presidente para los próximos cuatro años, un resultado electoral que augura un recrudecimiento todavía mayor de las tensiones con China, que considera a este territorio una provincia rebelde.


Taiwán -donde se retiró el ejército nacionalista chino tras la derrota a manos de las tropas comunistas en la guerra civil- se ha gobernado de manera autónoma desde 1949, aunque China reclama la soberanía sobre la isla, a la que considera una provincia rebelde para cuya “reunificación” no ha descartado el uso de la fuerza. EFE

2 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page